La flor de la nectarina es el verdadero espectáculo aquí, florecen al principio de la primavera, mucho antes de que las hojas lo hagan, y son de color rosa con cinco pétalos cada una. Estos espectáculos de flores son altamente populares en países asiáticos como China y Japón, pero sin importar la ubicación podemos presenciar este hermoso espectáculo durante cierta época del año antes de que el verano llegue.

¿Vale la pena plantar un árbol de nectarinas en nuestro patio? ¡Sí! No solo por las jugosas frutas que nos pueden proporcionar, sino por la hermosa vista que tendremos por las flores rosas. Requiere un cuidado especial sobretodo en los tiempos calurosos donde deberemos regarlo constantemente y ponerle buen abono para que se mantenga sano y fuerte.

Su número de flores suele ser menor, son de tamaño pequeño y carecen de sabor pero aun así son utilizados en varios productos populares y para adelgazar.

Las flores son diuréticas, sedantes y vermífugas por lo que se pueden usar en el tratamiento de estreñimientos y edemas. Tomamos las flores crudas o cocidas y las agregamos en ensaladas o como una muy buena guarnición, además de que podemos preparar un delicioso té.

Las flores destiladas pueden producir un líquido blanco que puede tener un sabor  extremadamente parecido a la semilla.

Flor de la nectarina

El Cultivos de nectarina

Son más importantes en el hemisferio norte del mundo, es decir, en Estados Unidos, México, Venezuela y Puerto Rico, y en otros como España o Argentina y Chile. La nectarina nace como una variante del árbol de durazno, como una especie de brote que sufrió una mutación, y puede ocurrir más de una vez que los árboles de duraznos produzcan varias nectarinas a partir de un solo brote.

Son también altamente populares en países asiáticos como símbolo cultural en algunos, como en Japón.

Flor de la nectarina

Cientos y cientos de cultivos son conocidos alrededor del mundo e incluso algunos se han convertido de cultivos de duraznos a nectarinas debido a la mutación que pueden sufrir durante su plantación.

Flor de la nectarina

¿De donde viene la nectarina?

La nectarina es de origen chino, de hace más 2000 años, donde posteriormente fueron llevados y cultivados en Persia, Roma y Grecia para luego ser popularizados en lugares como Inglaterra en el siglo XVII. En la actualidad, el consumo de sus frutos aumentó en sitios como Inglaterra, Francia y Alemania. El nombre de “Nectarina” proviene de la palabra “néctar” por el sabor jugoso de su fruto, siendo un pariente cercano de los melocotones o duraznos.

La nectarina viene de un árbol bastante parecido al melocotonero puesto que provienen de la misma familia, así que ambos comparten características físicas en común: son sensibles a las temperaturas bajas y necesitan muchísima luz para crecer apropiadamente y poder dar frutos.  Estamos hablando de un árbol del tipo caducifolio, o sea, tiene un porte pequeño y no es muy vigoroso, además su sistema radicular es ampliamente ramificado y superficial, así que para producir frutos de calidad necesita de mucha luz

Simbología de la nectarina

En distintas culturas a lo largo del globo terráqueo, la flor de la nectarina tiene un arraigo más allá de lo alimenticio. Aquí vamos a ver como que simbología tiene la flor de la nectarina en la zona asiática y en el continente europeo.

Simbología en China

Recordemos que su posible país natal es China, al ser un familiar cercano de los duraznos o melocotones.

Sus flores son muy apreciadas en la cultura asiática, puesto que los antiguos chinos y pensadores creían que poseen más vitalidad que cualquier otro árbol, ya que brotan mucho antes de que las hojas lo hagan. Muchos viejos hechiceros chinos utilizaban varas de nectarina o melocotón como protección contra los males espectrales, incluso en el esoterismo chino actual sigue siendo utilizada para exorcismos. En año nuevo se cortaban las ramas y las ponían en las puertas para alejar las vibras malignas.

También se consideraba que su madera era protectora contra malos espíritus, por lo que era muy utilizada para la fabricación de armas como arcos o amuletos de protección y seguridad. Las puertas hechas con ésta madera eran protectores y decían que sus habitantes podían vivir tranquilos puesto que, en cada rincón de la casa, todos los bienes se mantenían en un buen estado.

Simbología en Europa

Muchísimos artistas de la antigüedad tendían a pintar bodegones con durazno o nectarinas en primer plano por sus fuertes colores, puesto que su composición era altamente simbólica para introducir el realismo. Se afirma que también era usado para representar el corazón junto con flores, mientras que la rama representaba la lengua y el habla de los seres humanos.